Leche merengada

Quienes no son partidarios de la leche, están ante una buena oportunidad de poderla tomar, sin que les recuerde prácticamente en nada a su sabor tradicional. La leche merengada es una refrescante bebida, casi helada, endulzadísima con el merengue y aromatizada con la cáscara de un limón y algunos toques de canela.

Ingredientes:

• 33 oz de leche.
• 1 ramita de canela.
• 150 gr de azúcar.
• 1 cáscara de limón.
• 150 gr de azúcar pulverizada
• 3 claras de huevo.
• Canela en polvo al gusto.

Preparación:

Viertes la leche en una olla y la pones a calentar a fuego medio - alto con la ramita de canela y la cáscara de limón. Agregas el azúcar y revuelves con una cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva por completo. Dejas que hierva unos minutos, pero sin parar de revolver. Luego retiras del fuego y cuelas la leche pasándola a una jarra. La dejas enfriar para luego meterla en el congelador (pero evitando que se congele todo).

Bates las claras a punto de nieve en un bol, con la ayuda de una batidora. Añades la azúcar pulverizada y sigues batiendo hasta obtener un merengue.

Cuando la leche este empezando a helarse, sácala del congelador e incorporas el merengue, moviendo suavemente con la espátula para que todo quede bien ligado. Y para finalizar sirves bien frio en vasos altos y espolvoreas un poco de canela en polvo.