La importancia del vaso

La degustación de nuestros tragos y cócteles mejora sensiblemente si se realiza con los recipientes adecuados. Las variaciones y matices de los diferentes vasos y copas son múltiples aunque existen algunos tipos básicos:

Vaso Largo:

Para consumir combinaciones y “tragos largos”.

















Vaso Corto:

Se emplea para “tragos largos” de whisky o ginebra.

















Copa de brandy:

Para brandies, coñac y algunos cocteles.

















Copa tipo flauta:

Para la champaña y los cocteles que los incluyan.

















Copa de vino:

También utilizadas para ponches existen de varios tamaños.

















Copa catavinos:

Para digestivos y vinos como el jerez, el oporto y el madeira.

















Copa de aguardientes:

Para tragos cortos de vodka u otros. Debe estar fría.

















Copa de coctel:

También llamada de “Martini”, es la clásica para cocteles.

















Jarra de cerveza:

El asa impide que el calor de la mano enfríe la cerveza.