naranja

Hurricane Cocktail

Este cóctel de color punzón es sinónimo de Nueva Orleans, celebraciones del carnaval, y la alegría en general.

Guacamaya

Ésta colorida y refrescante bebida es perfecta para relajarte en una hamaca mientras disfrutas de tu canción favorita.

Raspado de vodka

¿Pero qué pasa si agregas vodka a la mezcla? El resultado es esta receta.

Shirley TempleI

Este trago a base de ginger ale y granadina, es una excelente combinación de ingredientes que le dan un sabor espectacular y un color muy femenino

Margarita con Mango

Es una rica variación del margarita que es el trago típico mexicano. Es la bebida perfecta para disfrutar el atardecer al final de un largo día.

Sangría

Es la bebida española por excelencia, es una receta refrescante muy rica, además fácil de preparar y puedes deslumbrar a tus invitados, generalmente se prepara a base de vino tinto, aunque también es posible utilizar vino blanco o rosado.

Honolulu

Este cóctel saca el lado más veraniego de la ginebra. No es un cóctel pensado para combatir el calor, ya que se sirve sin hielo en copa de Martini, pero la combinación de zumos como el de piña, naranja, limón y granadina resulta realmente agradable cuando tenemos sed y calor.

Hurricane

Un cóctel típico de Nueva Orleans es un delicioso combinado que mezcla ron blanco y moreno con zumo de maracuyá, lima y granadina, todo acompañado de gran cantidad de hielo picado. Eso lo convierte en un cóctel dulce y refrescante perfecto para soportar las altas temperaturas.
Aunque no es popularmente conocido, tradicionalmente, se sirve en vaso ondulado y se acompaña de una rodaja de naranja en el borde de la copa.

Tequila Sunrise

Si estas planeando sorprender a tu pareja con un plan romántico, no te puede faltar un buen cóctel que acompañe la velada con un color llamativo como el Tequila Sunrise.

Destornillador

Un favorito de todos los tiempos para hombres, el destornillador no es más que la simple mezcla de jugo de naranja y vodka.

Se afirma que su nombre proviene de los obreros petroleros estadounidenses de los 1950s que, al no tener una varilla para agitar la bebida, usaban un destornillador como reemplazo.

Páginas