¿Con guayabo o resaca?

Si hoy te levantaste con la sensación de sed, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, náuseas, vómito o diarrea, puede ser el resultado del proceso de la deshidratación que se produce en el cuerpo luego de la ingesta de alcohol, ya que se inhibe la hormona que controla la regulación de los líquidos (hormona antidiurética), causando por lo tanto mayores pérdidas de agua y minerales a través de la orina; y a nivel gastrointestinal produce aumento de las secreciones e irritación.

Bueno, pero no es momento para arrepentirnos, lo que podemos hacer es ayudarnos con los siguientes trucos para disminuir un poco los síntomas.

Desayuna bien:

Puedes tomarte una sopa clara y suave, preparada con papa, costilla de res o pollo, cebolla, ajo y sal. Esta receta al despertar es muy eficaz porque ayuda a hidratar el cuerpo y a estabilizar el estómago.

Puedes tomarte una sopa clara y suave, preparada con papa, costilla de res o pollo, cebolla, ajo y sal. Esta receta al despertar es muy eficaz porque ayuda a hidratar el cuerpo y a estabilizar el estómago.

Báñate:

Te quita el cansancio y el ‘peso’ de la noche anterior, además te sentirás renovado.

Descansa:

Dormir es el reparador natural para la resaca. Cuando te despiertes por primera vez en la mañana procura tomar agua, comer algo y volver a dormir.

Rehidrátate:

Ingiere agua preferiblemente a temperatura ambiente o si deseas puedes reemplazar electrolitos perdidos tomando bebidas energéticas o agua de coco.

Evita tomar cafeína la mañana después de beber, ya que solo te deshidratará más.

Tómate unos analgésicos o sales de frutas:

Si te duele la cabeza, prueba a tomarte un par de analgésicos como aspirina o ibuprofeno para aliviar el dolor. Tómate siempre las pastillas por la mañana en vez de por la noche cuando todavía tienes alcohol en el sistema.

Esperamos que estos tips te ayuden, pero si te sale de nuevo otra noche donde sabes que vas a ingerir alcohol, te recomendamos leer las siguientes sugerencias para que no pases de nuevo por la misma resaca.

•Tomar agua.

Es la manera más fácil de evitar la resaca, bebiendo antes, durante y después de la ingesta de alcohol.

•Comer.

El estómago vacío asimila el alcohol cuatro veces más rápido, por eso es conveniente consumir alimentos con alto contenido de carbohidratos, proteínas y grasas. Cuanto más comas, más tiempo tardará el alcohol en afectarte.

•Toma vitaminas.

Tu cuerpo usa un montón de vitaminas y nutrientes cuando metaboliza el alcohol, mientras que el alcohol destruye vitaminas B esenciales. Puedes ayudarte tomando un suplemento vitamínico antes de ir a tu evento.

•Tómate una cucharada de aceite de oliva.

La grasa en el aceite de oliva limitará la absorción de alcohol de tu cuerpo.

•Bebe leche.

Se dice que la leche ayuda a prevenir la resaca, ya que forma una capa en el revestimiento del estómago que puede ayudar a limitar la cantidad de alcohol que absorbe la sangre.